23 febrero 2012



13

PAN AM. Salida por la puerta de atrás

Uno de los estrenos que más expectativas generó en su momento fue el de Pan Am, la serie ambientada en los años sesenta en la que todas las historias giraban alrededor de un grupo de azafatas de la desaparecida aerolínea del mismo nombre fue calificada desde sus inicios como la versión ‘light’ de Mad Men; era, en teoría, una serie para todo tipo de público, con historias fáciles, personajes encantadores, una estética muy cuidada y una ambientación llena de ensueño que nos aseguraba finales felices, estaba llamada a convertirse en un éxito. La ABC tenía muchas esperanzas en ella y desde el principio le dio todo su apoyo. Los amantes de las series nos frotábamos las manos felices ante una nueva serie de calidad, el día de su estreno cosechó buena audiencia y tuvimos el primer contacto con unos actores con los que rápidamente nos encariñamos, llegó el segundo capítulo y la audiencia bajó considerablemente empezando una sangría de espectadores que, por mucho que la ABC lo negase por activa y pasiva, llevó a su inevitable cancelación de la cual nos enteramos hace un par de semanas aunque desde antes del hiato navideño se veía venir.




Desde sus inicios Pan Am pecó de ingenua y superficial, pretendía ser un retrato de los felices años sesenta pero en ningún momento pudo desprenderse de la mentalidad actual, por mucho que las azafatas de Pan Am representasen una pretendida vanguardia feminista (después de todo debían dejar la compañía cuando se casasen o cumpliesen los 32, tener un peso determinado, etc, etc), mantenían unas relaciones y unas actitudes que bien podrían aparecer en una serie actual sin chirrirar; a este tratamiento actual de una época pasada hay que añadir la superficialidad en algunos temas que presentaron, el racismo, la homosexualidad, la liberación sexual e incluso la Guerra Fría fueron tratados de pasada y los conflictos que planteaban se resolvían en un par de escenas siempre al servicio de las relaciones amorosas de los protagonistas.

Otro factor que tuvo en contra fue su serialización, el que no fuera una serie procedimental hacía que, por una parte no se sumaran nuevos espectadores y que, por otra los que se bajaban del tren no volvieran a subirse a él además, el tono ligero de Pan Am tampoco ayudaba a que ciertos espectadores (acostumbrados a series más complejas y oscturas) se implicasen en sus tramas, después de todo no es lo mismo la audiencia de las diez de la noche que la de las nueve y el tramo en el que Pan Am se emitía invitaba más a ver series de otros canales como The Walking Dead que a sentarse a ver las aventuras amorosas de un grupo de azafatas, historias más propias de las nueve de la noche, horario en el que la ABC emite Once Upon a Time y es que, esta temporada, ignoro el porqué, pero el domingo por la noche se ha convertido en una de las franjas más competitivas de la televisión americana junto con el ya tradicional jueves.



En mi caso Pan Am era mi viaje particular a Camelot, un lugar de ensueño lleno de gente noble y atractiva, me gustaba sentarme cada semana delante de la pantalla sabiendo que me iban esperar 40 minutos llenos de buenas intenciones, con historias que, a pesar de los conflictos previos, sabía que iban a acabar bien. Pasear por el edificio de Pan Am, viajar a un diferente destino en cada capítulo, ver como evolucionaban los amoríos de las azafatas, ir más allá en sus historias personales… pero nada dura eternamente y, así como la compañía Pan Am cerró sus puertas después de un pasado glorioso, la serie ha dicho adiós definitivamente saliendo por la puerta de atrás, sin hacer mucho ruido e ignorada por la blogosfera.

Pan Am contaba con un espléndido cartel de actores que merecen se contratados lo antes posibles, desde el galán Mike Vegal al que veo perfectamente en el canal USA Network en una serie del estilo de White Collar o Suits, a Karine Vanasse (Colette) quien podría tener un papel en la exquisita The Good Wife como abogada, Christina Ricci (Maggie) como socia de Nancy Botwin en Weeds, Kelli Garner (Kate) haciendo de mala en Revenge y Margot Robbie (Laura) de princesa en Once Upon a Time, por pedir que no quede.

Leer más...


03 enero 2012



5

Grandes Esperanzas. Gran adaptación

La BBC lo ha vuelto a hacer, nos ha dado un regalo navideño en forma de adaptación literaria y nos ha vuelto a atrapar con una historia efectista, cautivadora e intensa. Este año le ha tocado el turno a Grandes Esperanzas de Charles Dikens, novela que ha tenido un sinfín de adaptaciones (la primera en 1917) tanto en el cine como en la televisión y que no parece que vayan a acabar ya que para 2012 hay anunciada nueva película con Helena Bonham Carter y Ralph Fiennes, película que, desde que supe de su existencia, tengo muchas ganas de ver. Pero centrémonos en la adaptación en forma de miniserie de la que hemos podido disfrutar estas navidades. La serie fue emitida los días 27-28-29 de diciembre y consta de tan sólo tres capítulos de unos 50 minutos que harán las delicias de todos los amantes de las novelas de Dikens, de las adaptaciones de la BBC y de las buenas historias en general.




La historia narrada en Grandes Esperanzas es de sobra conocida, el protagonista es Pip, un huérfano que vive con su hermana mayor y su cuñado en una humilde casa en los páramos ingleses, un día tiene un encuentro casual con un fugitivo que amenaza con matarlo si no le ayuda; tiempo después Pip es llamado a la gran casa de la señorita Havisham para que haga compañía a su hija adoptiva Estella, pasado un tiempo Pip debe dejar de visitar la gran mansión y se resigna a vivir lejos de su amada Estella hasta que recibe la noticia de que tiene un misterioso benefactor que le ofrece la oportunidad de estudiar y convertirse en un caballero en Londres. Este es el punto de partida de una historia que, en base a la trama romántica de sus dos protagonistas realiza una profunda crítica del sistema judicial así como de la férrea división de clases sociales en la Inglaterra victoriana; la historia está llena de tristeza y melancolía, rabia, odio y venganza y sin haber grandes acontecimientos y sin una clara división de buenos y malos (incluso Pip tiene sus momentos de bajeza moral) es de las novelas más fascinantes de Dikens por lo que no es de extrañar que haya tenido tantas adaptaciones y sea su novela más popular, además el hecho de que su publicación original fuera en forma de folletín hace que sea muy fácil llevarla a la pequeña pantalla.



En esta ocasión la BBC nos ha dado una joya muy bien presentada y bien desarrollada, con unos personajes que desde el principio se han hecho querer y unos actores que han estado a la altura de las circunstancias; la puesta en escena ha sido soberbia, la atmósfera recreada ha captado a la perfección el espíritu de la novela y qué decir de las interpretaciones, Gillian Anderson ha bordado el papel de la señorita Havisham, desde el primer momento en el que aparece en escena nos atrapa y sabemos que estamos ante un personaje fascinante como pocos, su última escena es para abrazar el cojín y no soltarlo. Douglas Booth sorprende en el papel de Pip adulto, sí, lo confieso, tiene su componente hormonal (en el momento en el que lo vi por primera vez pensé ¡dónde has estado toda mi vida! jejejeje), pero hormonas aparte ha querido dejar claro que es mucho más que una cara bonita y lo ha conseguido, transmite a la perfección la evolución del personaje así como las emociones contenidas tan características de la época representada en la serie (la escena del baile es para derretirse), y pensar que pasó desapercibido en Los Pilares de la Tierra haciendo del joven Eustace. Vanessa Kirby interpretando a Estella tiene el perfil perfecto para este personaje, tiene unas facciones que le presuponen un carácter pérfido y frío, muy en consonancia con un personaje que, al fin y al cabo lo único que ansía es libertad (algunos la recordaréis por la serie The Hour en la que interpretaba a Ruth Elms). No hay que olvidar al resto de actores, desde un fantástico Harry Lloyd (irreconocible desde Juego de Tronos) hasta el muy acertado David Suchet en el papel de Jaggers pasando por el despreciable Orlick interpretado por Jack Roth, en esta serie hasta los niños actúan bien.

La BBC ya ha anunciado también para 2012 la adaptación de la novela The mistery of Edwin Drood con motivo del 200º aniversario del nacimiento de Charles Dikens, hasta que llegue nada mejor que el visionado de Grandes Esperanzas para satisfacer a todos los que apreciamos este tipo de adaptaciones.

Leer más...


27 diciembre 2011



3

Polseres Vermelles. La alegría de vivir.

De vez en cuando la televisión propia nos da agradables sorpresas en forma de productos que van creciendo poco a poco gracias al boca-oreja y se acaban convirtiendo en fenómenos que traspasan el ámbito territorial para el que fueron creados. Es lo que ha pasado con Polseres Vermelles, serie de TV3 que ha conseguido unas fantásticas críticas y el favor del público y que cada vez gana más y más adeptos, sobretodo desde que salió la noticia de su adaptación en USA de la mano de Steven Spielberg; reconozco que he llegado algo tarde al fenómeno que ha supuesto esta serie gracias a todos los comentarios positivos que he ido leyendo en las últimas semanas, en parte porque las historias de hospitales suelen echarme para atrás, pero al recalcar tanto en el carácter optimista y vitalista de la serie me animaron a acercarme a ella y me alegro de haberlo hecho, la he devorado en un día y ya estoy esperando con ansias la segunda temporada, además, la canción "Sense tú" de Teràpia de Shock, tema principal de la serie, se ha convertido en una de mis canciones de cabecera estos días.




A todo esto.... ¿de qué va Polseres Vermelles?, la serie nos cuenta el día a día en un hospital de un grupo de amigos que han creado el grupo de las Pulseras Rojas, todo empieza el día en el que a Lleó le explican que en todo grupo de amigos hay seis roles diferentes: el líder, el co-lider, el indispensable, la chica, el listo y el guapo, la llegada de Jordi, un chico al que le tienen que amputar una pierna por un cáncer de tibia por el que estará bastante tiempo ingresado en el hospital, es el detonante para que LLop decida crear el grupo de las "Polseres Vermelles", un grupo de amigos para apoyarse en los malos momentos y también para divertirse y hacer travesuras, en definitiva para que el desánimo por estar en el hospital no los hunda y seguir siendo adolescentes.

Polseres Vermelles es una serie diferente, para empezar los protagonistas son chicos enfermos, si la enfermedad nos suele echar para atrás todavía lo hace más cuando son jóvenes quienes la padecen pero en este caso, el hecho de que sean tan jóvenes hace que la serie sea entrañable y emotiva a la vez que optimista y alegre, los protagonistas no son indiferentes a su enfermedad, son claros y directos, mucho más que los adultos que se empeñan en utilizar eufemismos y no decirles la verdad de su situación pero para Lleó, Jordi, Ignasi, Roc, Cristina y Toni no existen paños calientes, el tener una experiencia cercana a la muerte y la enfermedad los ha hecho crecer y madurar, aceptar las cosas como vienen y luchar por seguir vivos y sentir, están enfermos pero también están decididos a que la enfermedad no sea el centro de su vida, después de todo, la vida fuera del hospital sigue sin ellos y no pueden quedarse parados esperando a que todo vuelva a la normalidad. Polseres Vermelles es diferente porque se centra en los pacientes y la verdad es que es algo a lo que no estamos muy acostumbrados; cuando hablamos de series de hospitales solemos pensar en el personal sanitario, sus idas y venidas, sus vivencias personales, amores, desencuentros, relaciones.... aquí los protagonistas son los pacientes o, como Llop prefiere llamarse a sí mismo, usuarios aunque la mayoría de los personajes, médicos, residentes, familiares y amigos suelen tener su momento. Polseres Vermelles es diferente porque también tiene un toque sobrenatural que, lejos de hacerla fantasiosa o quitarle credibilidad le da emotividad y nos ayuda a ir más allá de los pasillos del hospital.




Polseres Vermelles ha sido creada por Albert Espinosa quien siendo joven pasó mucho tiempo en el hospital por lo que sabe de lo que habla al hacer esta serie, dándole un realismo que pocas series de este tipo suelen tener, además en su blog personal explica todo tipo de aspectos relacionados con la serie, sus escenas preferidas, anécdotas, sensaciones, fotografías de rodaje.... muy recomendable para meterte en el universo de las Polseres.

Os animo a tod@s a que os acerquéis a esta maravillosa serie que hace del Carpe Diem su lema; además para hacerlo más fácil TV3 está colgando los capítulos (13 en total y confirmada una segunda temporada) en iTunes, los podéis encontrar pinchando aquí; también os invito a escuchar la muy recomendable banda sonora que capta a la perfección el espíritu de la serie, podéis escuchar la mayoría de sus canciones en esta lista de Spotify.

Tras ver la serie lo único que queda por decir es

Polseres amunt!!!

Leer más...


24 diciembre 2011



0

Life's too short. A los pies de Warwick Davis

Una de las sorpresas británicas de esta temporada ha sido Life's too short, serie de Ricky Gervais y Stephen Merchant protagonizada, a modo de mockumentary (falso documental), por Warwick Davis, actor conocido por interpretar a Willow, al profesor Flitwick en la saga de Harry Potter y a Wicket (sí, el Ewok) en la Guerra de las Galaxias; en Life's too short (producida por la BBC y la HBO) seguimos el día a día de Warwick, un actor en declive que ha conocido tiempos mejores y a sus 41 años se encuentra en pleno proceso de divorcio, arruinado y sin trabajo y no, no estamos ante un drama, esta serie es 100% Gervais, pues desde el primer momento parte de la desgracia del protagonista para hacernos reír con un humor muy negro, incómodo y cruel y por mucho que nos moleste lo consigue, con pocas comedias me he reído esta temporada como con Life's too short, si os gusta Gervais con esta serie la risa está asegurada.

En Life's too short Gervais no se corta lo más mínimo y lo mismo te hace un chiste con el el alcoholismo de Charlie Sheen que con el SIDA y para ello se sirve de diferentes actores que hacen un cameo en la serie interpretándose a sí mismos en forma de parodia, ya en el segundo capítulo vemos a un Johnny Deep que consigue su venganza personal tras las críticas de Gervais en la última ceremonia de los Globos de Oro (¡que ganas de ver la próxima ceremonia!) a su película, también podremos ver a Sting ¡enfadado!, a Helena Boham Carter, a Steve Carrell vía Skype, a Liam Neeson intentando hacer comedia, etc. Todos ellos nos ofrecen grandes momentos a los que no estamos acostumbrados y que consiguen sacarnos una buena carcajada a costa de Warwick porque si algo hay que tener claro es que a la hora de hacer comedia Ricky Gervais no conoce la expresión "políticamente correcto" y eso es lo que lo hace ser uno de los grandes, lleva al espectador al límite le guste o no y consigue que se ría ante situaciones que en otros criticaría, Ricky Gervais pone al espectador frente al espejo desnudo, sin artificios y le enseña lo que hay, su humor es una bofetada de sinceridad necesaria para la que hay que estar preparad@.

El propio Ricky Gervais aparece en la serie interpretándose a sí mismo siempre acompañado de su inseparable Stephen Merchant (juntos han trabajado en Extras, Meet Ricky Gervais, The Show of Ricky Gervais, The Office....), ambos tienen que soportar capítulo tras capítulo las visitas de Warwick, quien acude a ellos solicitando consejos, trabajo o directamente dinero, Ricky y Stephen siempre consiguen librarse de él y de paso lanzarse cuchillos entre ellos ante la mirada atónita de Warwick que acaba mirando a la cámara con un interrogante en su cara sabiendo que es el momento de abandonar el lugar.


La serie acaba de finalizar temporada con sus siete capítulos y estamos de enhorabuena porque la segunda temporada acaba de ser aprobada aunque tendremos que esperar al 2013 para poder verla, al menos para 2012 Gervais nos ha prometido un especial llamado An Idiot Abroad Special: The Short Way Round. Si os gusta el humor corrosivo os invito a ver esta serie después de todo ante las desgracias la mejor terapia es el humor, que la vida es demasiado corta para amargarse.

Leer más...


08 noviembre 2011



5

The Fades. Terror británico.

Parece mentira, todavía se están estrenando series y ya ha acabado la primera de la temporada aunque claro, teniendo en cuenta que es una serie británica es normal que a sus seis capítulos The Fades haya dicho hasta la próxima…. O no, porque todavía no se ha confirmado la segunda temporada y teniendo en cuenta como la BBC está reduciendo personal y presupuesto no las tiene todas consigo y sería una lástima que no renovase porque The Fades es una buena apuesta por el género fantástico y de terror inglés que desde el principio tiene clara una cosa: los monstruos tienen que dar miedo al espectador, no hay que humanizarlos ni intentar entender sus motivaciones, son monstruos y deben ser tratados como tales, ¿os gustan los monstruos de toda la vida? ¿los que de verdad dan miedo y no se comportan como humanos? The Fades es vuestra serie.



En The Fades el protagonista es Paul (Iain De Caestecker), un adolescente tímido y sin muchas habilidades sociales que empieza a tener pesadillas sobre la llegada del Apocalipsis, así a lo grande. Una noche, Paul y su amigo Mac (Danniel Kaluuya) van a un centro comercial abandonado en el que Paul presencia un misterioso asesinato y descubre que puede ver cosas que los demás no ven. Paul piensa que está perdiendo la cabeza hasta que conoce a Neil (Johnny Harris), un curioso personaje que le explica lo que le ocurre, Paul es especial y puede ver a los Fades, espíritus de muertos que en su momento no pudieron ascender y quedaron atrapados en este mundo sin poder tocar y sin poder ser vistos por los demás lo que les llena de rabia y frustración, para complicar más la situación uno de estos espíritus ha logrado superar la barrera y volver a convertirse en un ser tangible que necesita comer carne humana para poder mantenerse en ese estado, ¿qué pasaría si el resto de Fades lo descubren? ¿Cúal es el papel de Paul en todo esto?




The Fades es una cuidada producción de la BBC con un estilo muy británico: el ritmo es trepidante y acelerado, la temporada sólo tiene seis capítulos por lo que tienen que aprovechar el poco tiempo del que disponen, es muy efectiva y está rodada de tal manera que consigue hacerte creer lo que les ocurre a los personajes; Paul es un adolescente gris en una ciudad postindustrial deprimente; con sus poderes y el ambiente en el que vive bien podría haber un personaje de la genial Misfits pero aquí acaba el parecido, en The Fades no hay momentos divertidos ni desternillantes y el único alivio cómico lo encontramos en Mac, el mejor amigo de Paul, de lo mejorcito de la serie, un friki de mucho cuidado que constantemente hace referencias a Star Wars, Crepúsculo, Matrix, El Señor de los Anillos y cualquier producto de la cultura popular contemporánea; exceptuando a Mac en The Fades lo que predomina es el drama, y no sólo en clave de misterio o terror sino también en forma de drama adolescente: la relación de Paul con su hermana gemela, la de Mac con un padre policía siempre ausente, la situación de ambos adolescentes en el instituto, su relación con las chicas….

En The Fades la evolución es constante, no sólo de la trama, sino también de los personajes, nada es blanco o negro como puede parecer en un principio, todos son grises, todos tienen motivaciones y creencias y es que, más allá de las intenciones o la moral lo que define a la persona son sus actos y en The Fades la línea que separa al héroe del villano es muy fina. Sí es cierto que, como he comentado anteriormente aquí los malos son verdaderos monstruos no humanizados y su falta de moral hace que sea prácticamente imposible que el espectador empatice con ellos pero para los humanos la lucha por la supervivencia no va a ser fácil y Paul deberá tomar decisiones llenas de implicaciones morales más allá de la figura del superhéroe que se le presupone por el hecho de ser especial, después de todo, no deja de ser un adolescente que todavía se hace pipí en la cama.

Leer más...


21 octubre 2011



4

Meme: #inmyopinion. Vol. 1

Parece mentira lo rápido que pasan las semanas… y los capítulos pero ya se han estrenado la mayoría de series anunciadas para esta temporada y estamos próximos a los primeros hiatos (de hecho en FOX las series ya están de parón) y a los especiales de Halloween que tanto me gustan. El caso es que por diferentes circunstancias no me fue posible hacer posts hablando de las series a las que me estaba apuntando y a estas alturas ya lo veía tarde y eso que no me gusta valorar una serie sólo en base a su piloto, soy de las que creen que para valorar una serie hay que ver como mínimo su primera temporada pero me hubiera gustado hacer un pequeño esbozo eso sí por lo que el Meme de Enganchada a las series #inmyopinion me sirve de excusa perfecta para dar un pequeño apunte de las series que esta temporada he añadido al disco duro así que me subo al carro y os dejo las primeras impresiones de mis estrenos de esta temporada:



#inmyopinion Pan Am es un estreno muy digno de la ABC, es de las series que espero con más ganas semana tras semana, me gusta mucho su estilo, los decorados (impresionante la recreación del edificio principal de la compañía), las historias de los personajes (fan de Collete) y como se mezclan con algunos acontecimientos históricos de la época ,el capítulo dedicado al discurso de Kennedy en Berlín es de mis favoritos por cómo lo tratan de pasada centrándose más en las vivencias de los protagonistas que en el hecho en sí. Sufro cada semana cuando veo como descienden las audiencias y la serie se sitúa en la cuerda floja más próxima a la cancelación que a la renovación pero quiero ser optimista y no perderé la esperanza con Pan Am, se lo merece.



#inmyopinion American Horror Story es de lo más original que se ha estrenado en mucho tiempo, es rara como ella sola, 100% Ryan Murphy, retorcida, macabra, siniestra y muy atrayente. Geniales los actores encargados de los papeles principales, estupenda Jessica Lange con un personaje muy pasado de rosca, maravillosa la ambientación e inquietante la cabecera. No sé cómo van a alargar la historia más allá de una temporada pero tampoco me preocupo la verdad, cuando le doy al play sólo quiero disfrutarla y con tan sólo tres capítulos emitidos hasta ahora vaya si lo ha conseguido.



#inmyopinion Suburgatory es una comedia muy simpática, ácida, irónica y divertida. Me gusta como los americanos son capaces de meterse con ellos mismos, la crítica al American Way Life partiendo de los barrios residenciales que hay a las afueras de las ciudades está bien conseguida y la actriz elegida como protagonista ha sido todo un acierto, inteligente y sarcástica sin olvidar que es una adolescente con las debilidades propias de su edad. Muy recomendable.



#inmyopinión The New Girl ha sido una decepción, me cae muy bien Zooey Deschanel pero el personaje que interpreta en esta serie me echa para atrás, no me gusta lo naif e infantil que es y el humor del que tiran es muy light y simple. Se nota mucho que es una serie hecha para que Zooey se luzca y el resto de personajes sólo aparecen para que ella tenga una réplica divertida, están muy desaprovechados y las veces en las que han intervenido sólo han servido para reforzar un personaje que cada vez me cae peor, ni siquiera me sirven las constantes referencias frikis que hace.



#inmyopinion a A Gifted Man le falta algo, no era de las series candidatas a entrar en mi disco duro pero su piloto gustó mucho por Twitter y al final me animé a verlo. Hasta ahora, sin ser mala no ha tenido ningún momento que la haga especial. Los personajes son muy planos y las historias ni me sorprenden ni me emocionan. Suelo dejarla en el último puesto de capítulos por ver y alguna semana he estado a punto de saltármela, mala señal.



#inmyopinion Person of Interest no termina de arrancar, es 100% procedimental pero, más allá de alguna buena escena del piloto no ha tenido grandes momentos además, los actores encargados de interpretar a la pareja protagonista no tienen química entre ellos y creo que el papel de protagonistas les queda grande, si la serie tiene que tirar de ellos para atraer al telespectador mal lo llevan y para rematarlo Caviezel me parece uno de los actores más aburridos del momento y el que ponga la misma expresión en cualquier escena no ayuda. Me cuesta ponerme a verla cada semana la verdad.



#inmyopinion 2 Broke Girls ha resultado ser una comedia divertida, sin ser nada del otro mundo está llena de buenas frases, diálogos acelerados es dinámica y no aburre. El objetivo de toda comedia es hacer reír al espectador y con 2 Broke Girls he reído en todos los capítulos además las dos protagonistas tienen química entre ellas y las réplicas que se hacen constantemente hace que sea una serie fácil de ver. Recomendable aunque no esperéis la serie de vuestra vida.



#inmyopinion The Secret Circle está a años luz de ser lo que en su día fue The Vampire Diaries, todavía no me ha enganchado del todo aunque quiero tener paciencia ya que The Vampire Diaries hasta el octavo episodio más o menos de la primera temporada no se convirtió en la serie que me enganchó, además la combinación de ambas series los viernes por la noche es ideal. Por ahora le pido más acción y que la trama avance más ya que de un capítulo a otro todo sigue más o menos igual.



#inmyopinion The Fades ha resultado ser una agradable sorpresa, a esta serie sólo me acerqué por mi adorado Tom Ellis (¡gracias Vanessa!) y al final se ha convertido en una serie entretenida e interesante, es una buena apuesta de la BBC por la temática fantástica. Soy muy fan del amigo friki del protagonista, los efectos especiales están bien conseguidos y la trama ha avanzado muy bien, lástima que le quede sólo un capítulo, espero que renueve.



#inmyopinion Terra Nova está siendo una oportunidad perdida, una buena idea que no se ha sabido aprovechar y se ha convertido en una historia simple y plana que no da para más de sí. Han creado un mundo interesante al que no le están sacando ningún provecho, los personajes no me interesan, ninguno, son estereotipos superficiales y previsibles, la verdad es que es una lástima que lo que empezó siendo una buena idea se haya convertido en esto, en fin, al menos hay dinosaurios.

Y hasta aquí todas las series nuevas de esta temporada, yo que dije que quería ver pocas series este año y me he apuntado a 10 más, donde dije digo… ;

Leer más...


21 septiembre 2011



5

Awkward. Jenna Lives


El verano es la época ideal para dar oportunidades a series que en invierno con la avalancha tradicional no tendrían un hueco en la agenda seriéfila, puede que sea porque con el calor estamos dispuestos a ver series más ligeras o porque la oferta es escasa pero muchas veces basta con que una o dos personas hablen bien de una serie para ponerse con ella y cuando resulta ser una agradable sorpresa no puedes evitar recomendarla a todo el mundo y eso es lo que me ha pasado con Awkward.



Awkward es una serie de la MTV que ya tiene confirmada una segunda temporada de 12 capítulos y cuyo título equivale a ‘incómodo’ en castellano, con este título y emitiéndose en la MTV no es muy difícil averiguar por donde van los tiros. La protagonista de Awkward es Jenna, una adolescente más entre la masa de estudiantes que pueblan los institutos americanos tan regidos por las castas sociales en las que reinan las animadores y los jugadores de football, en este ambiente Jenna se siente desplazada, no destaca ni encuentra su lugar y para colmo es inteligente. En el campamento de verano ha logrado acostarse con el chico de sus sueños pero él le pide que no se lo cuente a nadie y mantengan lo que ha ocurrido en secreto. Unos días antes de que el nuevo curso escolar empiece Jenna recibe una carta anónima firmada por ‘una amiga’ con una sentencia demoledora: “si desaparecieras ahora mismo nadie se daría cuenta”, la carta viene acompañada de una serie de consejos para que su vida cambie, la vida de Jenna realmente cambia pero no para mejor cuando sufre un accidente en el cuarto de baño y le tienen que escayolar el brazo, lo peor es que sus padres y sus compañeros de instituto creen que se ha tratado de un intento de suicidio así que Jenna por fin se convierte en el centro de atención pero no como ella quería, ya lo sabéis “cuidado con lo que deseas”.

A Jenna la acompañan en su día a día sus dos mejores amigas, Tamara, muy pasada de rosca y obsesionada con la popularidad y con subir a su red social muchas fotos llevando un vaso rojo (el vaso de las fiestas de instituto) y Ming, la única que le dice la verdad cuando comete alguna falta o no actúa correctamente; Matt es el objeto de deseo de Jenna, es el guapo oficial del instituto es algo bobalicón y continuamente se huele las axilas para asegurarse de que no desprende olor corporal, el mejor amigo de Matt es Jake, otros de los populares que se siente atraído por Jenna pero no se atreve a dar el paso porque tiene pareja. Como en toda serie de instituto que se precie no podía faltar la ‘bitch’ oficial en forma de animadora y aquí el rol le corresponde a Sadie la archienemiga de Jenna cuyo objetivo es hacer la vida imposible a nuestra protagonista, siempre maquinando maldades Sadie nos da los mejores momentos de la serie. Entre los adultos nos encontramos con los padres de Jenna quienes la tuvieron antes de acabar el instituto, Lacy la madre encajaría mejor en el instituto que su propia hija por lo alocada y atrevida que es y no para de darle consejos que no todos los padres considerarían “adecuados”; a los consejos de la madre hay que añadir los de Valerie, la psicóloga del instituto llena de buenas intenciones pero que necesita ir a un psicólogo más que sus pacientes.



Con este cóctel de personajes Awkward se convierte en una serie divertida y fresca en la que la protagonista no es odiosa, ni repelente ni pija ni snob ni ninguno de los clichés a los que estamos acostumbrados en las series, Jenna es diferente , es auténtica y eso es lo que más nos gusta de ella aunque no nos podemos olvidar de que estamos ante una adolescente, cometerá errores, se acostará con amigos sin que por ello tenga que tener remordimientos ni los conflictos morales a los que nos tienen acostumbrados las series teen de USA, se emborrachará, irá a fiestas e intentará encontrar su lugar y encajar en el mundo, mientras lo consigue pasará por todo tipo de situaciones embarazosas e incómodas que la harán reflexionar y dar pequeños pasos y para ello se apoya en su blog personal en el que vuelca todas sus frustraciones y miedos y también los buenos momentos y las alegrías porque tened en cuenta que “Jenna Lives”.

Leer más...